Mensaje de error

  • Notice: Undefined variable: ub en my_visitors_get_count() (línea 254 de /home/fundamentosc/public_html/sites/all/modules/my_visitors/my_visitors.module).
  • Notice: Undefined variable: ub en my_visitors_get_count() (línea 266 de /home/fundamentosc/public_html/sites/all/modules/my_visitors/my_visitors.module).

GANGLIOS LINFATICOS

GANGLIOS LINFÁTICOS

EMBRIOLOGIA DE LOS GANGLIOS LINFÁTICOS:

Formación de los sacos linfáticos primarios:

El sistema linfático aparece en la 5 semana del periodo embrionario (u organogénesis) aproximadamente 2 semanas después de aparecer el sistema cardiovascular, originándose a partir del endotelio de las venas, del cual se forman unas evaginaciones en forma divertículos o sacos.

De esa manera para el final de la 9 semana del periodo fetal se han forman 6 sacos linfáticos primarios:

  • Dos yugulares, a nivel de la unión de la vena subclavia y la vena cardinal anterior (futura vena yugular interna),
  • Dos iliacos, a nivel de la unión de las venas iliacas y las venas cardinales posteriores,
  • Uno retroperitoneal, cerca del techo del mesenterio en la pared abdominal posterior y
  • Una  cisterna del quilo llamada también cisterna de Pecquet, en la parte dorsal del saco retroperitoneal.

Para que el linaje de células que dan origen al endotelio venoso inicien su expresión como un linaje de endotelio linfático se requiere de un citoquina con efecto de factor de transcripción (PROX1) que activa un segundo mensajero (VEGFC) el cual va a activar el gen VEGFR3, el cual al expresarse hace que el mesodermo que da origen al endotelio vascular ahora  se expresen como endotelio linfáticos, formando los sacos linfáticos primarios.

Formación de los vasos linfáticos, conducto torácico y conducto linfático derecho:

A partir de los sacos linfáticos primarios se da la proliferación de las células mesenquimatosas (derivadas del mesodermo) que siguen el curso de las venas principales formando células epiteliales linfáticas que forman canales dando origen a los vasos linfáticos. De los sacos linfáticos primarios yugulares se dirigen estos canales de vasos linfáticos a la cabeza, cuello y extremidades superiores. Del saco linfático primario retroperitoneal y de la cisterna del quilo se originan los vasos linfáticos para el intestino y de los iliacos se originan para la parte inferior del tórax y las extremidades inferiores. 

 

El canal linfático que une cada saco yugular con la cisterna de Pecquet se denominan conducto torácico derecho e izquierdo respectivamente; luego se forma una anastomosis entre los dos conductos y finalmente se forma un único conducto torácico constituido por la porción caudal del conducto derecho, la anastomosis y la porción craneal del conducto izquierdo. La porción craneal del conducto derecho da origen al conducto linfático derecho. Por eso el conducto torácico drena en la unión de la vena subclavia izquierda con la vena yugular interna izquierda y el conducto linfático derecho drena en la unión de las mismas venas pero del lado derecho.

 

Formación de los ganglios linfáticos:

Al inicio del periodo fetal aproximadamente en la semana 12, los sacos linfáticos primarios se transforman en ganglios linfáticos (excepto la parte superior de la cisterna del quilo que persiste como cisterna), para ello las célula endoteliales mesenquimales que forman el saco comienzan a proliferar e invaden la cavidad del saco convirtiendo su cavidad literalmente en una “red de canales linfáticos”  que van a dar origen a los primordios de los senos de los ganglios linfáticos.

Luego otras células también mesenquimales (derivada del mesodermo) dar origen a la cápsula y a la red de tejido conjuntivo que da origen a una red trabecular y reticular dentro del ganglio linfático.

Igualmente a lo largo del trayecto del vaso linfático neoformado se da la formación de más ganglios linfáticos.

 

En las primeras etapas del desarrollo fetal unas células mesenquimales (derivadas del mesodermo) se diferencian dentro de los ganglios en células hematopoyéticas (eritroblastos, mieloblastos, linfoblastos) dando origen células sanguíneas, función que más adelante es confiada solo a la MO.

 

Luego llegan al ganglio linfocitos T provenientes del timo para formar los nódulos linfoides, los cuales aparecen justo antes o inmediatamente después del nacimiento. Los centros germinativos también aparecen justo antes del nacimiento.

 

ANATOMINA DE LOS GANGLIOS Y VASOS LINFÁTICOS.

Tienen forma ovoidea, aplanada o arriñonada, con una cara convexa y otra cóncava, que pueden medir desde milímetros hasta 2 o más cm de longitud.

 

Los componentes del sistema linfático son:

.- Plexos o capilares linfáticos: son vasos de paredes muy finas sin membrana basal que se originan en un fondo ciego de los espacios extracelulares (intercelulares) de la mayoría de los tejidos, y corresponde al sitio por donde penetran los componentes de la linfa. Los únicos tejidos que no poseen plexos linfáticos son la epidermis, los dientes, el hueso y el SNC. En el SNC el líquido hístico sobrante se evacua mediante el LCR.

 

.- Vasos linfáticos: son vasos donde drenan los plexos linfáticos y que se caracterizan por poseer válvulas linfáticas, las que le dan aspecto macroscópico al vaso de un “collar de cuentas” por los abultamientos en los puntos donde se hallan las válvulas. Estos vasos linfáticos se encuentran en casi todos los lugares donde haya capilares sanguíneos, con excepción de los  mismos tejidos donde no existen plexos linfáticos. Existen vasos linfáticos superficiales y profundos:

  • Vasos linfáticos superficiales: Se encuentran a nivel del TCS y son más numerosos que las vénulas, se anastomosan libremente y convergen hacia el sistema venoso al cual siguen en su recorrido.
  • Vasos linfáticos profundos: Reciben el drenaje de los vasos linfáticos superficiales, así como  de los órganos internos, y acompañan a las arterias. Al parecer las arterias realizan “ordeño” de los vasos linfáticos que las acompañan con el fin de impulsar la linfa a través de las válvulas linfáticas.

 

.- Conductos o troncos linfáticos: Reciben el drenaje de los vasos linfáticos y son grandes conductos:

  • Conducto linfático derecho: En el cual drena la linfa procedente del cuadrante superior derecho del cuerpo o sea la hemicara, hemicuello y hemitórax derecho, así como del miembro superior derecho, el cual desemboca en el ángulo venoso derecho formado por la unión de las venas yugular interna y subclavia derechas.
  • Conducto torácico: En este drena la linfa del resto del cuerpo. Los troncos linfáticos provenientes de la mitad inferior del cuerpo drenan en el conducto torácico a nivel de la cisterna de Pecquet o cisterna del quilo.

 

.- Órganos linfáticos primarios o centrales: MO y timo.

 

.- Órganos linfáticos secundarios o periféricos: bazo, ganglios, MALT e incluso la misma MO.

 

HISTOLOGIA DE LOS GANGLIOS Y VASOS LINFÁTICOS

Los ganglios son estructuras ovoideas,  constituido por una cápsula fibrosa, la corteza, la paracorteza y la médula.

 

.- Capsula fibrosa de los ganglios linfáticos:

La cual por lo general está rodeada de tejido adiposo, con una superficie convexa y otra cóncava, lo cual le da la forma arriñonada al ganglio:

  • Superficie convexa: perforada por varios vasos linfáticos aferentes dotados de una válvula linfática en la desembocadura del vaso en el ganglio.
  • Superficie cóncava: donde se localiza el hilo, conformado por una arteria, una vena y vasos linfáticos eferentes; vasos que también poseen una válvula a la salida del ganglio para garantizar que la linfa no se regurgite. 

De la cápsula se proyectan trabéculas hacia el parénquima del ganglio dividiendo la corteza en compartimentos incompletos que se extienden hasta cerca del hilio. Entre las trabéculas y la cápsula se extiende una red tridimensional de tejido conectivo reticular que le da la estructura arquitectónica a la totalidad el ganglio.

 

A nivel del hilo la cápsula está engrosada emitiendo vainas de tejido conectivo que rodean los vasos sanguíneos cuando ingresan al ganglio.

 

­­.- Corteza de los ganglios linfáticos:

Es la región externa del ganglio que se encuentra dividida en compartimentos por las trabéculas que salen de la cápsula. En el centro de estos compartimentos de la corteza se encuentran cúmulos (agregados) de linfocitos B que se denominan nódulos linfoides primarios. Entre los nódulos linfoides primarios y la cápsula se encuentra el seno subcapsular;  y entre los nódulos linfoides primarios y las trabéculas se encuentra los senos corticales o paratrabeculares. Los senos subcapsulares son continuación de los vasos linfáticos que ingresan al ganglio por su cara convexa y los senos corticales o paratrabeculares son continuación de los senos subcapsulares; a su vez estos senos corticales se continúan con los senos medulares, los cuales finalmente drenan en los vasos linfáticos eferentes que salen por el hilio del ganglio.  Estos senos son estructuras resultado de la proliferación en la vida fetal de las células epiteliales mesangiales que forman los sacos linfáticos primarios, las cuales invaden la luz del  saco formando la red de canales linfáticos que dan origen a éstos senos; por lo tanto estos senos están separados y limitados de los nódulos linfoides primarios, así como de la corteza y las trabéculas por una capa de tejido endotelial mesenquimatoso (del mismo tipo del que forman los vasos linfáticos).

Dentro de estos senos se encuentran unas células denominadas células reticulares estrelladas, las cuales poseen prolongaciones, las cuales están en contacto con prolongaciones de otras células, y con el endotelio de los senos, formando una red al estilo de “colador”. Junto a estas células reticulares estrelladas encontramos macrófagos, los cuales fagocitan con avidez todo material extraño que llegue a los senos a través de la linfa.

Además los linfocitos B presentes en los nódulos linfoides primarios pueden entrar y salir de los senos a través del epitelio que los recubre.

 

Los nódulos linfoides primarios, son acúmulos esféricos de linfocitos B vírgenes (que no han estado en contacto con Ag) y de LB de memoria y de plasmocitos, los cuales se encuentran en proceso de  salir del ganglio linfático, lo cual hacen al atravesar la capa epitelial que recubre los senos subcapsular y cortical del ganglio. Cuando el ganglio es sometido a un reto antigénico los LB vírgenes se convierten en LB de memoria o plasmocitos o células plasmáticas, lo cual sucede en el centro del nódulo linfoide primario, formándose un área más clara central que se denomina centro germinal, y entonces cuando el nódulo linfoide posee estos centros germinales se denomina nódulo linfoide secundario. Cuando un nódulo posee este centro germinal más claro (nódulo linfoide secundario), la parte externa de este se denomina manto o corteza del nódulo.

 

A su vez el centro germinal se divide en tres zonas de acuerdo al grado de evolución de los LB de vírgenes a plasmocitos:

.- Zona oscura central: Es la parte central del centro germinal donde se lleva a cabo una proliferación intensa por mitosis de los linfocitos B vírgenes, los cuales se denominan centroblastos, los cuales luego migran a la zona basal clara.

.- Zona basal clara: Cuando los centroblastos llegan a la zona basal clara, se ponen en contacto con las células presentadoras del antígeno la cual por lo general son macrófagos de tipo células dendríticas foliculares, y presentan “mutación” que les permite sintetizar la Ig específica para el epítopo antigénico que le es presentado y entonces se les denomina centrocitos.

.- Zona apical clara: Luego los centrocitos migran a la zona periférica del centro germinal donde se convierten en las células B de memoria o plasmocitos o células plasmáticas. Cuando un centrocito no sintetiza los anticuerpos específicos para el Ag que le fue presentado, sufren apoptosis.

 

Debido a la intensa proliferación de LB (por mitosis) en estos centros germinales el ganglio aumenta de tamaño y se torna doloroso, lo cual se palpa como una adenomegalia o linfadenitis dolorosa.

 

Paracorteza de los ganglios linfáticos:

Es la zona intermedia del ganglio linfático localizada entre la corteza y la médula, la cual aloja linfocitos T, siendo una región timodependiente del ganglio linfático.

 

En esta zona del ganglio linfático se localizan vénulas del entramado capilar, vénulas que poseen un endotelio poco común constituido por células cuboides (no aplanadas como es lo frecuente de este tipo de endotelio) y por eso a estas vénulas se les denomina vénulas de endotelio alto (VEA). Estas células cuboides endoteliales de las VEA tienen como característica que expresan en sus membranas celulares la selectina E constitutiva,  la cual es identificada por la selectina L constitutiva presente en la membrana celular de los LT y LB provenientes del bazo, lo cual les permite iniciar el proceso fisiológico de rolling, fijación estable y luego diapédesis, ingresando de esta forma los LT y LB al ganglio por la paracorteza. Luego los LB migran a la corteza del ganglio para formar los nódulos linfoides primarios y los LT permanecen como residentes de esta zona de la paracorteza del ganglio.

 

Hasta esta zona también se da la migración de las células presentadoras de antígenos, en particular macrófagos de tipo células dendríticas procedentes de la piel (llamadas específicamente células de Langerhans) y de las mucosas, las cuales traen unidos a sus proteínas del sistema HLA tipo II de sus membranas  epítopos antigénicos para ser presentados a los LT Helper o colaboradores o ayudadores tipo Th2 (LT CD4+ Th2) residentes en ésta paracorteza ganglionar. Luego estos LT CD4+Th2 activados proliferan e invaden la médula del ganglio y por esta región atraviesan el epitelio de los senos medulares y una vez en la luz del seno medular abandonan el ganglio por los vasos eferentes para llevar a cabo su actividad antigénica.  

 

Médula de los ganglios linfáticos

La médula del ganglio no se encuentra en el centro del mismo, sino descentrada con un polo en contacto con la cápsula del hilio y  en el otro polo se encuentra recubierta con la paracorteza.

 

En la médula de los ganglios linfáticos también encontramos trabéculas, pero estas se originan de la cápsula engrosada del hilio, por medio de las cuales trascurren los vasos sanguíneo que ingresan (arteria) y salen (venas) del ganglio a través de hilio.

Los senos medulares presentes en la médula son más gruesos y tortuosos que los paratrabeculares y los subcapsulares.

En esta porción del ganglio no encontramos nódulos linfoides, sino cordones medulares, los cuales son una red de fibras y células reticulares dentro de la cual se encuentran atrapados macrófagos, plasmocitos que provienen de la corteza de los nódulos linfoides secundarios y linfocitos TDC4+ Th2  provenientes de la paracorteza, en tránsito hacia los senos medulares, para salir del ganglio. Dentro de estos cordones medulares también encontramos la red capilar y venosa derivada de las arterias que ingresan al ganglio una vez que pierden su vaina de tejido conectivo dada por las trabéculas medulares.

 

Vascularización de los ganglios linfáticos:

Por medio de su hilio el ganglio recibe un vaso arterial, el cual inicialmente ingresa al parénquima del ganglio a través de la trabéculas medular (originada en el engrosamiento de la cápsula a nivel del hilio), la cual al ser truncada deja sin su recubrimiento de tejido conectivo al vaso, el cual luego ingresa a la red reticular de los cordones medulares, en donde se ramifica dando origen a lechos capilares medulares y luego continua ascendiendo hasta la paracorteza y la corteza para formar el lecho capilar cortical en torno a los nódulos linfoides, para luego drenar estos plexos perinodulares en las vénulas poscapilares que realizan el recorrido en forma inversa y finalmente drenar en una vena que trascurre igualmente por la trabécula medular hasta el hilio por donde finalmente abandona el ganglio.

 

FISIOLOGIA DE LOS GANGLIOS LINFÁTICOS.

La función de los ganglios linfáticos consiste en ser un órgano linfoide secundario o sea ser el  sitio que facilita el encuentro entre las células presentadoras de antígenos (CPA) con los LT y LB, para dar inicio a la respuesta inmune específica; y es un sitio donde se desarrolla también la respuesta inmune innata o inespecífica o sea es un sitio donde se lleva a cabo la “batalla inmunológica” por parte de la inmunidad natural y adquirida. Pero también el ganglio linfático lleva a cabo la filtración de la linfa de partículas extrañas.

Por los vasos linfáticos discurren diariamente aproximadamente de 2 a 3 litros de linfa, de la cual los 2/3 partes proviene del intestino e hígado, linfa que está constituida por:

  • Plasma que se filtró de los capilares al espacio extracelular de todos los tejidos del cuerpo y que no fue reabsorbido a nivel de las vénulas, ya que a pesar que la gran mayoría del contenido del plasma se reabsorbe hay componentes de éste que debido a su alto peso molecular, como las proteínas, no lo pueden hacer y otras contenidos que a pesar que si lo hace, lo realizan en forma parcial como el agua y los electrolitos. Esta función de la linfa de llevar estos elementos a la circulación general es de vital importancia de tal suerte que si no se diera este mecanismo no se podría sobrevivir más allá de 24 horas.
  • “Materiales” producto de células “desintegradas” en todos los tejidos de la economía corporal, como por ejemplo restos del contenido citoplasmático, restos de membrana celular, etcétera, que se encuentran en el espacio extracelular y que no pueden atravesar las paredes de los capilares. Estos materiales de desintegración celular de gran volumen, al igual que las moléculas de alto peso molecular como las proteínas, pueden entrar en los capilares linfáticos gracias a la disposición de las células de su epitelio, consistente en que el borde de una célula se encuentra libre y se sobrepone sobre el borde fijo de la siguiente, de tal suerte que actúa como compuerta abatible solo hacia el interior del vaso, pero no hacia afuera, abriéndose con un mínimo de aumento de presión del contenido extracelular y se cierra con mínimo aumento de presión intraluminal del vaso.
  • Bacterias, que se encuentran localizadas en el espacio extracelular o contenido en células lisadas, en cualquier tejido del cuerpo.
  • Células completas en especial linfocitos, los cuales provienen por lo general de los nódulos linfoides del MALT o ganglios linfáticos.
  • Lípidos y vitaminas liposolubles absorbidas en el intestino, los cuales son recibidos por los vasos quilíferos localizados en la mucosa intestinal, y luego son trasportados hasta el conducto torácico y finalmente al sistema venoso.
  • Otras partículas: como por ejemplo partículas de carbón inhaladas a nivel pulmonar.

 

Una vez que la linfa se encuentra dentro del ganglio linfático éste cumple su función así:

1).- Función en la inmunidad innata o inespecífica:

Esta función es llevada a cabo por los macrófagos residentes en los senos subcapsulares, corticales y medulares, quienes fagocitan cualquier agente infeccioso que viaje en la linfa cuando ingresa a los senos de los ganglios linfáticos.

2).- Función de la inmunidad adquirida o adaptativa:

  • Sitio de activación de los LB para convertirse en plasmocitos: Hasta la región de la paracorteza del ganglio linfático “migran” las CPA que traen asociadas a sus proteínas del sistema HLA tipo II de su plasmalema los epítopos antigénicos que detectaron en tejidos vecinos del ganglio. Recordemos que estas CPA (en su mayoría macrófagos de tipo células dendríticas de las mucosas o de la piel, llamadas en éste último tejido como células de Langerhans), cuando entran en contacto con LT CD4+ Th2 (LT Helper  o ayudadores localizados en la paracorteza del ganglio que poseen receptores para los HLA tipo II), activan a  éstos últimos y una vez activos ellos van a estimular a los LB para que se trasformen en plasmocitos o células plasmáticas. Luego este LB activado viaja a un nódulo linfoide primario, localizándose en el centro de este e induce la formación de un centro germinal, convirtiéndose ahora en un nódulo linfoide secundario. De las células plasmáticas recién formadas en los centros germinales solo el 10% permanecen en el ganglio y el 90% salen de este por medio de los senos (principalmente el medular) para viajar vía hematógena hasta la médula ósea donde continúan liberando anticuerpos hasta que mueren. Recordemos que otros LT CD4+ Th2 una vez activados migran a la medula y de acá salen del ganglio para ir a realizar la misma activación de un LB pero localizado en otro ganglio.

La gran mayoría de las CPA (95%)  que ingresan a los ganglios mueren en ellos.

  • Sitio de almacenamiento de linfocitos B de memoria: Los LB de memoria son plasmocitos que poseen la codificación genética para sintetizar un determinado anticuerpo específico para un antígeno y que una vez que entran en contacto con el antígeno pueden sintetizar la Ig específica para este antígeno de forma inmediata sin que sea necesario la mediación de las CPA. De los LB de memoria formados en un ganglio solo el 10% permanecen en dicho ganglio, el resto salen del ganglio para ir a residir en otros órganos linfoides secundarios a la espera de que aparezca el antígeno y poder montar una respuesta inmediata y potente.
  • Sitio de reconocimiento de antígenos: También al ganglio pueden llegar antígenos a través de la linfa y cuando se encuentran en los senos del ganglio, entran en contacto con las células foliculares dendríticas que actúan como CPA y luego estas lo presentan a los LTCD 34+ Th2. 

3).- Filtración de la linfa:

Esta función también es desarrollada por los macrófagos residentes dentro de los senos del ganglio, los cuales fagocitan ávidamente cualquier material particulado extraño que traiga la linfa (restos celulares lisados,  partículas de carbón inhaladas, etcétera), labor que logran con el 99% de las partículas. Cuando la partícula fagocitada es muy grande o no puede ser “digerida” por los macrófagos debido a su composición (como lo es precisamente las partículas de carbón inhaladas), estas permanece en el ganglio, por eso los ganglios linfáticos asociados a los bronquios adquieren un color negro característico.     

 

De no eliminarse del espacio extracelular las proteínas vasculares extravasadas, los electrolitos no reabsorbidos por las vénulas, los restos celulares y material particulado extraño, se terminaría alterando la osmolaridad extracelular que llevaría a la alteración de la ósmosis entre los espacios intracelulares y extracelulares, alterándose ecuación de la ley de Starling, lo cual conduciría a la formación de edema.

 

La palabra linfa proviene del latín lympha que quiere decir “agua transparente”, aunque el color es ligeramente amarillenta.

 

Todos los linfocitos que ingresan al ganglio vía sanguínea (lo cual realizan a nivel de la paracorteza) así como los que se formaron a nivel de los nódulos linfoides  (por divisiones mitóticas), en algún momento abandonan el ganglio vía vasos linfáticos eferentes.

 

CORRELACIONES CLÍNICAS DE LOS GANGLIOS LINFÁTICOS:

 

DISEMINACIÓN LINFÁTICA DEL CÁNCER (METÁSTASIS):

Las adenomegalias reactivas se diferencian de las adenopatías metastásicas, porque las debidas a infecciones son dolorosas al comprimirlas, mientras que las neoplásicas no lo son.

Tener en cuenta que cuando existe metástasis a hueso, hígado o pulmón la diseminación se realizó vía hematógena (en el hueso ni siquiera hay linfáticos) y por lo general es por un cáncer de tipo sarcoma (cánceres de tejido conectivo); mientras que cuando la metástasis es a ganglios por lo general es un carcinoma (tumores epiteliales).

 

 LINFANGITIS:

Es la inflamación de los vasos linfáticos, lo cual se presenta cuando a través de éstos se realiza el trasporte de químicos o de bacterias luego de lesiones o infecciones graves; evidenciándose los vasos como líneas rojas en la piel.

 

LINFADENITIS:

Es la inflamación de los ganglios linfáticos, cuando reciben linfa con bacterias provenientes de infecciones o lesiones graves, y se evidencian con tumefacciones dolorosas.

 

ADENOMEGALIA:

Es el aumento del tamaño de los ganglios linfáticos que se acompaña de alteración en su consistencia. Es una manifestación clínica inespecífica de una enfermedad regional o generalizada, aguda o crónica, benigna o maligna. Normalmente algunos GL cervicales, axilares o inguinales pueden ser palpables hasta en el 56% de los pacientes.

Dependiendo del ganglio se considera adenomegalia a partir de los siguientes tamaños:

.- Los ganglios inguinales: cuando son mayores a 1,5 cm de diámetro.

.- Los ganglios epitrocleares: cuando son mayores a 0,5 cm de diámetro.

.- Los ganglios supraclaviculares y epitrocleares: cuando son palpables de cualquier tamaño.

.- Todos los demás ganglios: cuando son mayores a 1 cm de diámetro.

 

Las adenomegalias pueden ser generalizadas o localizadas, siendo las principales causas:

Adenomegalias generalizadas:

  • Infecciosas víricas: VIH, Hepatitis B, Rubiola, sarampión, la mononucleosis infecciosa, citomegalovirus, VEB.
  • Infecciosas bacterianas: TBC, sífilis, brucelosis, leptospirosis, linfogranuloma venéreo, fiebre tifoidea, enfermedad de Lyme.
  • Infecciosas fúngicas:  Histoplasmosis, coccidiodomicosis, cryptocococis,
  • Infecciones parasitarias: toxoplasma, leishmaniasis.
  • Inmunológicas: LED, AR, Enfermedad por IgG4, Dermatomiositis, Enfermedad del suero, Sarcoidosis, enfermedades de almacenamiento de lípidos; amilosis, histiocitosis, enfermedades granulomatosas crónicas; Enfermedad de Castleman, Enfermedad de Kikuchi, La enfermedad de Kawasaki, pseudotumor inflamatorio, La enfermedad de Still, granulomatosis eosinofílica con poliangeítis (Churg-Strauss).
  • Endocrinas: enfermedad de Addison.
  • Por medicamentos: alopurinol, atenolol, captopril, hidralazina, carbamazepina, fenitoina, penicilina, pirimetamina, sulfonamidas, oro.
  • Hematológicas malignas: LH (típicas mediastínicas y supraclaviculares), LNH (simétricas), LLC (simétricas), Linfoma linfoblástico de células T, Leucemia aguda linfoblástica de células T (típicamente mediastínicas), Linfadenopatía angioinmunoblástica.

 

Adenomegalias localizadas:

Las cuales pueden ser por infecciones o metástasis provenientes de los drenajes linfáticos.

.- Submentonianos: Labio inferior, piso boca, punta de la lengua, piel de la mejilla.

.- Submandibulares: Mejillas, senos nasales, labio inferior, encías, parte anterior lengual,cuello.

.- Yugulo-digástrico (ángulo de la mandíbula): Lengua, amígdala, parótida, pabellón auricular.

.- Preauriculares: Párpados, conjuntivas, CAE.

.- Postauriculares: Cuero cabelludo, pabellón auricular, CAE.

.- Suboccipitales: Cuero cabelludo.

.- Cervical posterior: Cuero cabelludo, Cuello (tiroides etcétera), Piel de brazos, Pectorales, Tórax.

.- Cervical profundos: cabeza, cuello, oído, senos nasales, naso – oro faringe, tráquea, esófago.  

.- Supraclaviculares derechos: drenaje conducto linfático derecho (drena cuadrante superior derecho del cuerpo incluyendo hemicara, hemicuello, hemitórax derechos y MSD).

.- Supraclavicular izquierdo o ganglio de Virchow: drenaje del conducto torácico  (drena el resto del cuerpo diferente al que drena en el lado derecho incluyendo todo el TGI, TGU, ovarios, testículos, próstata).

.- Deltopectora: MS.

.- Axila: MS, mama, pared torácica.

.- Epitrocleares: Borde medial de brazo y mano.

.- Inguinales: Pared inferior del abdomen, genitales externos, vagina, cérvix, periné, región glútea, canal anal bajo.

.- Poplíteos: Pierna y pies.

 

La distribución de los ganglios en el cuello se dividen por niveles así: