Mensaje de error

  • Notice: Undefined variable: ub en my_visitors_get_count() (línea 254 de /home/fundamentosc/public_html/sites/all/modules/my_visitors/my_visitors.module).
  • Notice: Undefined variable: ub en my_visitors_get_count() (línea 266 de /home/fundamentosc/public_html/sites/all/modules/my_visitors/my_visitors.module).

EMBRIOLOGIA DEL TRACTO RESPIRATORIO INFERIOR.

Hacia la 4 semana de la embriogénesis en la pared ventral del intestino anterior inmediatamente caudal a la 4 bolsa faríngea se forma una evaginación del piso faríngeo que recibe el nombre de yema o esbozo o divertículo respiratorio  (también llamada yema laringotraqueobronquial); el aspecto, la localización y el desarrollo de esta yema respiratoria depende del aumento del ácido retinoico en el mesodermo adyacente, lo cual causa la activación de factores de transcripción genómicos (TBX4).

A medida que este esbozo pulmonar crece se forma entre éste y el intestino anterior, a partir de tejido mesodérmico las crestas traqueoesofágicas, las cuales van a formal el tabique traqueobronquial, que separa la futura tráquea del intestino anterior (que formará el esófago) tabique que presenta un crecimiento caudo-cefálico y latero-medial, de tal manera que a partir de la 5 semana este divertículo laringotraqueal solo se comunica con la faringe a través del orificio laríngeo,

Esta yema laringotraqueobronquial está constituida por un revestimiento interno de endodermo y uno externo de mesodermo lateral. Por esta razón el epitelio de la laringe, la tráquea y los bronquios y lo pulmones son de origen endodérmico y el tejido cartilaginoso, muscular y conjuntivo de la tráquea y los pulmones derivan de la hoja visceral del mesodermo lateral que rodea el intestino primitivo anterior.

 

Formación de la tráquea:

El divertículo laringotraqueal posee un revestimiento interno que deriva del endodermo (que va a dar origen al epitelio seudoestratificado cilíndrico ciliado de la tráquea y a las células glándulas caliciformes traqueales) y un revestimiento externo que deriva de la hoja esplácnica o visceral del mesodermo lateral (que da origen a los cartílagos, a la capa muscular y a la capa serosa).

 

Formación de los bronquios y pulmones:

Hacia la 5 semana la tráquea se divide en dos bolsas bronquiales que darán origen a dos divertículos bronquiales que forman los bronquios primarios que crecen a través de los canales pericardio-peritoneales. Al final de la 5 semana la yema bronquial derecha se divide en 3 bronquios secundarios y el izquierdo en dos. Luego cada uno de estos se subdividen en los bronquios terciarios o segmentarios (10 derecho y 8 izquierdos) y luego en bronquiolos primarios y luego en los terminales, para finalmente subdividirse en los bronquios respiratorios que terminan en los conductos alveolares en los sacos terminales alveolares, (además en el periodo posnatal inmediato se dan seis divisiones adicionales), lo cual hace que  las yemas pulmonares se expanden dentro de los canales pericardioperitoneales, formandose los pliegues pleuroperitoneales y pleuropericardiales, los que terminan separando los canales pericardioperitoneales de las cavidades peritoneal y pericárdica. Las ramificaciones del árbol bronquial se dan por vías de señalización activadas por el mesodermo lateral que rodea la capa endodérmica de las yemas pulmonares por factor de crecimiento del fibroblasto. Este proceso se encuntra terminado al 7 mes de vida intrauterina de tal suerte que el número de sacos alveolares maduros y capilares es suficiente para garantizar un intercambio gaseoso, permitiendo incluso al producto prematuro sobrevivir.

Luego a partir de la capa esplácnica del mesodermo lateral (que cubre la parte externa del pulmón) se forma la pleura visceral y de la capa parietal del mesodermo parietal (que recubre la cara ventral de pared del cuerpo) se forma la pleura parietal.

De las células endodérmicas que recubren internamente los sacos alveolares se forman los neumocitos tipo I (que se tornan muy delgadas) y al estar en íntimo contacto con los capilares (que protruyen dentro de los alveolos) forman la barrera alveolo-capilar y a partir del 7 mes de la vida intrauterina se forman unas nuevas células denominadas neumocitos tipo II que poseen el aparato enzimático necesario para la síntesis de surfactante.

 

Correlaciones clínicas de la embriogénesis del TRI:

.- Fistulas traqueoesofágicas (FTE): Se deben a defectos en la formación del tabique traqueoesofágica (que se forma a partir de las crestas del mismo nombre), con una incidencia de 1 en 3000 nacidos, los cuales se asocian a otras malformaciones cardiacas, renales y del tubo digestivo (33% de los casos a cardiacas). Algunas de estas FTE tienen como complicación el polihidramnios porque el líquido amniótico no puede ser deglutido por el feto y otras al momento del nacimiento desencadenan neumonías. Entre los tipos de FTE tenemos: 

  • Atresia esofágica proximal + FTE: es el 90% de los casos en la cual el extremo proximal del esófago termina en una bolsa ciega y el extremo distal del esófago forma la FTE.
  • Atresia esofágica aislada sin FTE: Es el 4% de los casos en los que los extremos proximal y distal del esófago se encuentran obliterados.
  • FTE en H: Es el 4% de los casos en los que el esófago y la tráquea son permeables pero presentan una fistula que los une.
  • Atresia esofágica distal + FTE: es el 1% de los casos en la cual el extremo proximal del esófago realiza la fistula a la tráquea y el extremo distal del esófago se encuentra atrésico.
  • Doble FTE: es el 1% de los casos en los que tanto el extremo proximal como el distal del esófago realizan fístula a la tráquea.

 

.- Estenosis y atresias del intestino anterior: Hacia la 6ta semana de la embriogénesis las estructuras derivadas del intestino primitivo sufren el proceso de reepitelización,  el cual consiste en que el tejido endodermo que recubre internamente el intestino primitivo y el esbozo laringotraqueobronquial (futuro epitelio) comienza a proliferar hasta que obliteran la luz de los dos tubos, para luego de la 7 a 10 semana se recanaliza nuevamente mediante procesos de apoptosis, para finalmente diferenciarse en cada uno de los diferentes epitelios del tubo digestivo y tracto respiratorio.  Cuando la recanalización se realiza parcialmente da lugar a las malformaciones congénitas de las estenosis (disminución de la luz) y cuando no se da la recanalización se presenta las  atresias.

 

.- Lóbulos pulmonares ectópicos: se originan de la tráquea o incluso del esófago, por esbozos pulmonares adicionales que se desarrollan independientemente del resto de árbol bronquial.

 

.- Quistes pulmonares congénitos, debido a dilataciones de los bronquiolos terminales o de  bronquios más grandes, pudiendo ser pequeños y múltiples (signo radiográfico de pulmón en panal de abejas), únicos de mayor tamaño, pudiendo los unos y los otros ser causantes de infecciones crónicas.

 

­.- Lóbulos supernumerarios: debido a divisiones anómalas del árbol bronquial, sin importancia clínica.

 

BIBLIOGRAFIA (1)

 1.           Sadler TW. Embriología Médica, Langman. 13o Edición. Buenos Aires (Arg): Lappincott Castellano; 2015. 422 p.